Espejo de Mesa “Antelope”. Bronce Plateado y Espejo. Jacques Émile Ruhlman. Francia, Ca. 1923.
CLAVE: A0229


Jacques Émile Ruhlmann es quizás el más famoso diseñador y decorador de interiores de origen francés, durante el periodo Art Decó.
Las exquisitas piezas de Ruhlmann fueron concebidas para una clientela burguesa y realmente adinerada que gustaba del lujo, la elegancia y la sofisticación. Ruhlmann creía fuertemente en los ideales de la manufactura impecable y perfecta y en la utilización de materiales costosos, estos incluían maderas exóticas como el Ébano, Palo de rosa o Amboina, usualmente combinados con otros, como el Marfil, el Carey, el Bronce y el Galuchat. Su compañía diseñaba desde el papel tapiz, pasando por los tapetes, lámparas, accesorios y mobiliario.
En 1925 los diseños de interiores y mobiliarios de Ruhlmann, causaron sensación en la Exposición de las Artes Decorativas e Industriales celebrada en Paris, con su pabellón llamado “Hotel du Collectionneur”.
En la actualidad, las piezas de Ruhlmann han llamado la atención no sólo por su belleza, si no también por sus precios exorbitantes en históricas subastas.

Este espectacular espejo de mesa debe su nombre a su base en forma de dos cuernos de Antílope. Su pesada estructura de bronce plateado soporta su espejo original biselado, el cual aún conserva el paño de lana que protege su reverso; el espejo se puede desmontar. La pieza conserva su etiqueta con un número de serie escrita a mano. La pieza posee todos sus elementos originales. Pieza documentada.

Medidas: 41 cm de diámetro x 46 cm de altura.